Myryam Chávez salió en defensa de su hijo, el sindicalista detenido Marcelo Balcedo
Luján: "Soy sostén de familia y mi único ingreso era el de PETROKEN"

¡NO A LA PIROTECNIA! En Abasto una perrita asustada se escondió en una alcantarilla

En las primeras horas de 1 de enero, un comerciante de Abasto se encontró con una insólita situación: desde una boca de tormenta ubicada en las inmediaciones de su negocio, localizado en 520 entre 181 y 182, vio asomar la cabeza de un perro que ladraba e intentaba salir.

En las primeras horas de 1 de enero, un comerciante de Abasto se encontró con una insólita situación: desde una boca de tormenta ubicada en las inmediaciones de su negocio, localizado en 520 entre 181 y 182, vio asomar la cabeza de un perro que ladraba e intentaba salir.

Como sus intentos por socorrer al animal fueron en vano,  llamó a los bomberos, que llegaron en pocos minutos y comenzar a remover una de las partes de la construcción para sacar por allí a la perra.

 “Después de varios minutos de trabajo, finalmente se pudo destrabar una de las secciones de esta boca de tormenta sin romper absolutamente nada” contó uno de los bomberos que participó del rescate.

Para poder sacar a la perra, uno de los rescatistas entró al pozo y logró sacarla sana y salva. “Es un perro bastante grande, terrible susto debería tener para meterse ahí” dijo el bombero una vez que concluyó la tarea que le valió el aplauso de todos.

Sabido es que las explosiones que provocan los fuegos artificiales y otros elementos de pirotecnia generan pavor en los animales, como también en muchas personas. Se estima que esta perrita escapó de su casa, atemorizada por los estruendos y buscó un lugar donde refugiarse y allí pasó toda la noche.

Afortunadamente el caso tuvo un buen final.

Comente esta nota

volver arriba